elKamitas

Historia

Nuestra historia comienza con una perra llamada Elka.
Hace unos años ella empezó a formar parte de nuestra familia y nos robó el corazón desde el primer momento. Como en la mayoría de las veces, cuando llega un nuevo miembro perruno a una casa siempre intentamos que no le falte de nada y con muchísima ilusión le compramos un comedero, una correa, una cama, mil juguetes…

En nuestro caso, el comedero fue bien, la correa ya no es una sino varias, los juguetes han ido variando aunque siguen siendo mil, pero la cama tuvimos que cambiarla varias veces  porque se deterioraba con mucha facilidad. También veíamos que Elka pasaba mucho frío y no paraba de tiritar, hasta que nos dimos cuenta que era porque la cama estaba pegada al suelo y le traspasaba todo el frío a ella, ya que las camas que se venden para mascotas simplemente se ponen en el suelo, así que comenzamos a pensar una manera para que su cama durara sin estar a nivel de suelo manteniendo su descanso y como la queremos como a un miembro más de la familia pensamos un diseño para que su cama fuese tan bonita como si fuese para nosotros, porque se la merece.
De esta manera se nos ocurrió hacerle su kamita, una estructura de madera en la que el colchón fuese separado del suelo mediante un somier creando una cámara de aire que la aislase del frío ¡y funcionó!
 
Ya que hemos comprobado que la disfruta y ofrece las posibilidades que pretendíamos, queremos compartir los modelos que hemos creado con el resto de familias con miembros de cuatro patas.
 
Todas las camas están hechas a mano cuidando cada detalle con todo nuestro cariño y mimo, para que cada cama sea única como nuestros queridos compañeros.
 

¡Esperamos que os gusten!